Estás aquí
Inicio > NOTICIAS > Primeros embargos en el mercado gourmet de la Merced

Primeros embargos en el mercado gourmet de la Merced

Hacienda y los juzgados ordenan los primeros embargos en el mercado gourmet de la Merced

En el recinto gourmet sólo quedan tres de las empresas que arrancaron el proyecto en septiembre de 2015.Reclaman más de 116.000 euros a la concesionaria, que acumula una deuda de dos millones con la Seguridad Social, proveedores y empleados

El mercado de la Merced no consigue levantar cabeza. El recinto gourmet que debía ejercer de revulsivo en esta zona de la capital vive un nuevo capítulo negro después de que Hacienda y los juzgados hayan declarado los primeros embargo por impagos. Según ha podido saber este periódico, ambas instituciones reclaman más de 116.000 euros a la empresa concesionaria Ezequiel Blanco-Astigarraga Gosis S.L, que también acumula deudas con proveedores, trabajadores y la Seguridad Social.

La falta de clientes también arrastra al mercado de abastos

Fuentes consultadas por este periódico cifran el débito acumulado por encima de los dos millones de euros. Entre los acreedores, que rondan el centenar, se encuentran incluso algunas de las empresas que ayudaron a construir y adecuar el establecimiento para su inauguración en septiembre de 2015. Estas primeras notificaciones de embargo han llegado a empresarios de los puestos, a quienes se les informa de la deuda que tiene pendiente la adjudicataria y se les insta a que el dinero que deben abonarle en concepto de alquiler lo ingresen en una cuenta habilitada por Hacienda y el juzgado, respectivamente.

La concesionaria tiene facturas pendientes con cerca de un centenar de proveedores

Los problemas económicos en este recinto gastronómico comenzaron en el mismo momento en el que empezaron a marcharse los empresarios por la falta de clientes y, por tanto, de ingresos. Como ya adelantó este periódico (SUR 24/2), de los 23 negocios que comenzaron esta andadura sólo quedan tres. Incluso Arequipa, el negocio que debía ejercer de referente, liderado por el chef Diego Gallegos, ha hecho las maletas por impagos. En la actualidad, la gestión de los puestos vacantes la ha asumido Merc Espacios Comerciales, empresa que también es propiedad de la familia que lleva la gestión del espacio en régimen de concesión.

A pesar de las cuantiosas deudas que acumula la sociedad, y de la notificación de las primeras órdenes de embargo, el Ayuntamiento de la capital aún no se ha decidido a mover ficha al considerar que se trata de una relación privada entre los empresarios y los proveedores. Según se recoge en el decreto de adjudicación, la unión temporal de empresas Ezequiel Blanco-Astigarraga Gosis se hizo con los derechos de explotación del recinto por un periodo de 20 años a cambio de acometer la remodelación del zoco (valorada inicialmente en 591.119 euros, aunque los costes finales subieron) y de un canon total de 722.478 euros que se comenzará a abonar a partir del décimo año de concesión en cuotas anuales.

Este periódico ha intentado contactar, sin éxito, con el arquitecto y uno de los impulsores de este proyecto, José Luis Blanco. En cualquier caso, hace un mes ya admitió las dificultades económicas aunque sin llegar a ponerle cifras el débito. «Estamos atravesando un momento de escasa liquidez porque todo esto ha costado muchísimo dinero. Llevamos gastados cerca de seis millones de euros y resulta difícil recuperar la inversión, pero estamos trabajando para ponerlo todo en orden y cumplir con todos los pagos lo antes posible», aseguraba Blanco.

Las deudas que acumula la concesionaria llegan a ser de tal calibre que muchas de ellas comienzan a resolverse en los tribunales. Empresas como El Calambre, que suministró el material eléctrico antes de la inauguración, o los propietarios de la cafetería anexa al recinto, que aún siguen luchando por conseguir un acceso directo al mercado, han recurrido ya a la justicia para que medie y establezca las medidas convenientes. Del mismo modo, diferentes trabajadores han recurrido a la vía judicial para resolver el pago de las nóminas pendientes. «Aquí se cobra en función de cómo vaya la semana. Si va bien, pues te pagan 150 euros. Si va mal, pues no cobras», denuncia uno de los extrabajadores.


Fuente:
DiarioSur

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top