Estás aquí
Inicio > GENERAL > La Búsqueda

La Búsqueda

La Búsqueda

Alguien dijo alguna vez, que la vida es un camino, en el que más importa el viaje que el destino. Y con este pensamiento iniciamos un viaje que nos va a llevar por los sitios más variopintos de nuestra Geo-gastronomía. Buscamos la experiencia de sentir a través del mundo del buen comer y del buen beber.

Intentaremos sentarnos a mesas con buenas gentes, de charla fácil, que nos proporcionen ese plus que tanto se agradece en la mesa. Porque siempre hemos pensado que la comida es muy importante en un local, pero no lo es todo. Que hay sitios que destacan por su trato, su localización, sus vistas o sus extras. Y porque en el mundo son las personas las que proporcionan las mayores alegrías, no vamos a dejar de lado este contacto humano, básico para nuestro periplo.

Así pues, con nuestros vehículos cargados de muchas ganas, las herramientas a punto y algunos (pocos) euros en la cartera, iniciamos carretera en dirección a nuestra primera visita.

Acantilados de Maro

En las cercanías de Nerja, el archiconocido pueblo de nuestro Verano Azul, podemos encontrar una de las últimas joyas sin pulir, de los paisajes andaluces. Maro, un pequeño pueblo justo en la frontera entre Málaga y Granada, se ubica a la sombra de su vecina más conocida, pero sin complejo alguno. De hecho lucha por ser uno de los enclaves más bellos de la provincia.

Al pasar por la pedanía, los letreros tu indican fácil la llegada a la playa. Si bien es conveniente llegar lo más temprano posible pues, no hay donde aparcar. Así que la bajada acaba siendo un paseo de gentes a la vereda de sus autos, aparcados en los laterales. En este caso bajamos y me llevé el coche arriba para aparcarlo. Con suerte logré aparcar a unos dos kilómetros, que fueron luego paseo de bajada en el que aproveché para alguna fotillo.

La playa está muy bien dotada. Los lugareños tienen claro que el turismo de calidad es básico para hacer bien las cosas y por ello tienen la playa muy preparada. La calita es preciosa. Pero además cuenta con todos los servicios que se pudieran necesitar. Desde socorrista, con un pequeño puesto de la Cruz Roja. Hasta unos lavabos o una empresa de alquiler de Kayaks, que hace una ruta por los acantilados, a una cascada, una cueva marina… No os cuento más, os recomiendo que les visitéis. Salamandra Aventura.

El Chiringuito

Pero vamos a lo que nos ocupa, el lugar para la comida. Hay un Chiringuito y un Kiosko. Ambos pertenecen a la misma sociedad. Trabajan sin descanso y son diligentes, eficientes y muy amables. El aspecto general es el de Chiringuito de Playa, sin ninguna floritura ni artificio. Son sitios para disfrutar de la sombra, de las cervezas y/o tintos de verano y de su carta. A destacar las frituras, rápidas en servirse y muy buenas.

El local tiene mesas abajo y arriba. Por supuesto arriba es donde está la mejor zona y es conveniente reservar para comer, pues se suele llenar. Pero lo mejor en este sitio, siendo la comida y el servicio más que aceptables, son las vistas.El lugar, el enclave es maravilloso. Un paraíso. El sitio es de obligada visita, pues las conversaciones son mejores allí. Las risas más verdaderas y las miradas más profundas.

Hay un tono de azul que no has de perderte, el azul de Los Acantilados de Maro.

 

 

 

Deja un comentario

Top