Estás aquí
Inicio > CAPITANES > GASTROQUALITY EN CANARIAS

GASTROQUALITY EN CANARIAS

ME HABLAN DE AGÜITA, ENCUENTRO LA DORADA Y ME ENAMORO DEL GUACHINCHE

 

CANARIAS ES EL HAWAII DEL BUEN COMER

He de reconocer que viajaba a Canarias con el prejuicio de playa y palmeras. Pensaba encontrar un montaje turístico del que huir, una amalgama de franquicias y locales impersonales regentados por hosteleros semi profesionales, que se afanan en optimizar los margenes de beneficios a costa de mi paladar. Pues nada de esto en mi viaje. Me han atendido canarios (Chicharreros en su mayoría y algún Canarión escondido) como si fueran familia. La cercanía humana es el valor de Canarias, por encima de sus paisajes impresionantes de verde y volcán. De mar y montaña. Esto es el Hawaii de Perdidos (Lost) pero en español, latino, sabroso y jugoso.

Así que llego después de algo más de dos horas desde la Península, al territorio más al sur de España. Me recibe el Teide, imponente por encima de un mar de nubes. Me instalo y salgo a pasear por Puerto de la Cruz mientras juega España. Bonito lugar, calles que rezuman mar y pescadores, con un aire de antigua fortificación militar. La Plaza de Europa parece un antiguo patio de armas de un acuartelamiento y da paso a la Plaza del Charco, lugar de Hostelería. Quiero tomar algo ya, así que visualizo donde quede con un amigo y pasamos dentro. Pido aun de pié una cerveza del lugar, una dorada.

Y me siento sirvo la cerveza y comenzamos una animada conversación con quien sabe de cerveza y maridaje. Me hablan de AGÜITA  un proyecto de cerveza artesanal en Tenerife con vocación de hacer bien las cosas. Siempre es interesante conocer como se mueve la sociedad local y, si bien el vino tiene un peso en la gastronomía, el movimiento de las Cervezas artesanales tienen en AGÜITA un baluarte interesante. Me gusta el producto y lo que ofrecen, pero lo que más me gusta es la pasión con la que un colaborador y consumidor de la marca, me habla de ella. La pasión y las ganas de agradar, de hacer buen producto y de ser referentes de sabor, están muy presente. La conversación tiene parte que no revelaré, dado que se habla de recetas que, muy amablemente este Maestro Cervecero pone en mi conocimiento con la intención de desvelar la pureza de lo sencillo. Quedo hipnotizado por el producto y me declaro, humildemente, fan de Agüita!!! Agüita que cerveza!

En en transcurso de la conversación desfilan varios platos, con especial atención al queso asado con miel y mojo picón.

Y LUEGO ESTÁ EL GUACHINCHE DEL NORTE

Estos establecimientos tienen su origen en los tenderetes que montaban muchos agricultores y ganaderos en determinadas fechas del año para vender sus productos (especialmente vino de malvasía) directamente al comprador inglés y posteriormente al consumidor local, pasando así por encima de los “intermediarios” (como a los que hace referencia una canción emblemática de Los Sabandeños).

La palabra bochinche, y su variante guachinche, se usa en el español de Canarias para aludir a un sitio o tienda de carácter popular donde se sirven comidas típicas y vino del país. Según el Diccionario histórico-etimológico del habla canaria, de Marcial Morera, procede del vocablo del occidente peninsular o del español americano bochinche (derivado de buche), que significa `taberna pobre’. Estas razones etimológicas explican la forma gráfica de la palabra bochinche, forma que es, además, la habitual en la tradición escrita de las Islas.

Probablemente el vocablo “guachinche” (Tenerife) o bochinche (Gran Canaria) descienda de la expresión inglesa “I’m watching you!”, ‘Le observo’, que usaba el comprador inglés para indicar que se encontraba preparado a probar los productos de la tierra y los “magos canarios” (agricultores) entendían “¿Hay un guachinche?”, que si había un tenderete (un puestito o stand) montado para realizar las pruebas o testeo antes de realizar definitivamente la compra.

Los guachinches surgen al lado de una importante actividad vitivinícola de la Isla de Tenerife: especialmente en los municipios del norte, como Tacoronte, El Sauzal, Tegueste, La Matanza de Acentejo, La Victoria de Acentejo, Santa Úrsula, La Orotava, Los Realejos y donde también abundan populares ventas, casas de comidas o sencillos bares. También surgen en el Valle de Güímar en menor abundancia (Arafo, Candelaria y Güímar).

Una vez clara la Wikiexplicación de lo que es un Guachinche sólo os puedo recomendar que vayáis a uno (o dos, o tres…) pues son un tesoro de la gastronomía, el flolklore y la sociedad. En uno de ellos nos sorprendió un agrupación musical que, al terminar de comer, juntaron instrumentos y comenzaron a cantar y tocar canciones de la tierra, mientras comíamos, reíamos y corría el vino del pais. Vino que, siendo joven, era de una calidad más que notable y justifica por si solo la visita.

Bueno pues, hasta aquí nuestra primera incursión en Tenerife Norte. Espero disfrutéis del artículo y las imágenes tanto como lo hemos hecho nosotros haciéndolo. A partir de hoy, un Canario más.

Nos vemos llenando el buche.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top